• Pablo Sánchez B.

Cómo saber qué gráfico usar en cada caso

No todos los gráficos cuentan la misma historia sobre tus datos. Descubre para qué te sirve cada uno y cuándo usarlo, de la mano de nuestro especialista en #DataAnalytics.

Una de las consultas que nos hacen constantemente nuestros clientes sobre visualización de datos, es el tipo de gráfico que se debe utilizar en cada caso a la hora de presentar reportes o informes en la empresa.

La recomendación de nuestro especialista Pablo Sánchez es hacernos una serie de preguntas que nos dan una orientación más clara sobre el mejor dato a utilizar según el caso. Nos recuerda que no solo se trata de poner gráficos, sino de contar historias con los datos.

Estos consejos, combinados con las capacidades de SAC Visualization Gallery, nos da como resultado una variedad de gráficos que podemos utilizar según el tipo de información que deseamos transmitir.


Desviación

Estos gráficos enfatizan las variaciones entre más y menos. Estos gráficos se pueden utilizar en encuestas sobre sentimientos (positivo, neutral, negativo).


Distribución

Sirven para mostrar valores para un conjunto de datos predeterminados y qué tan frecuentemente ocurren. Los gráficos más conocidos de esta categoría son los histogramas y las curvas acumulativas por ejemplo para indicar la distribución de población de edad y género en alguna región específica.




Correlación

Muestran la relación entre dos o más variables que avanzan con el tiempo. Ejemplos de esto pueden ser la inflación frente al desempleo, o el ingreso frente a la esperanza de vida.


Magnitud

Muestra comparaciones de tamaño. Estas comparaciones pueden ser absolutas o relativas, dependiendo el grado de exactitud que se busca. Las barras son el modelo clásico de gráfico para este tipo de datos, aunque actualmente también se utilizan distintos tamaños de círculos o rectángulos. La clave en este caso es indicar la cifra que representa cada elemento.


Partes de un todo

Cuando queremos mostrar la descomposición de un mismo elemento en sus distintas partes. El primer gráfico que nos viene a la mente en este caso es la gráfica de pie, que divide en distintos trozos un círculo completo. Muy usado por ejemplo a la hora de mostrar la división del electorado entre los distintos partidos políticos.



Ranking

La elección convencional para destacar el ganador entre una lista de datos. Clásica para hacer comparaciones rápidas de eficiencia entre todos los elementos. Esta referencia nos viene del mundo deportivo y el medallero olímpico, que puede trasladarse a cualquier área del negocio.


De manera general, las recomendaciones del experto son:

  1. No agregues más de 7 elementos a considerar o comparar

  2. Mantén una variedad de colores limitada y nunca colores demasiado brillantes

  3. Evita las formas en 3D sobre todo para los círculos y rectángulos

  4. Marca claramente los ejes para que tu audiencia sepa muy bien lo que se está comparando

  5. En cada diapositiva, evita un número mayor a 4 gráficos y organízalos a manera de narración de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo.

Si quieres conocer más recomendaciones, visita la sección de nuestro sitio, dedicada a Data Analytics y descubre cómo la narrativa de datos puede ayudarte a tomar mejores decisiones de negocio.

42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo